domingo, 22 de febrero de 2009

Mis Termopilas...

Esta es la batalla contra mi mismo, la batalla mas dura... He de comprobar si asoma mi conciencia acompañada del espítiritu de Leónidas. Ese espiritu que me ayude a encontrar un camino alternativo, a una senda que se perdió, y que provablemente nunca encontrare... Quiero ganar la batalla, pero se que no puedo, sé que no esta en mis manos, esa impotencia... me mata.
Al menos tengo conciencia que ante la derrota, no estoy solo. Gracias a todos que siempre estan.
Las heridas de La Guerra, siempre duraran... recordandome que hubo un momento en el que nada era asi... Hoy por fin, soy consciente de la derrota, ello me hace sentir en el interior la mayor herida de todas... ahora solo queda curarlas...

...aquellos recuerdos...aquellos dias de gloria...siempre me perseguiran...siempre...

...Adiós.